Seleccionar página

Hoy en día, todas las empresas han de optimizar sus procesos comerciales. La competencia, el acceso a la información por parte del cliente hacen que vender sea más difícil. Además, nuestros recursos son escasos y hemos de optimizarlos. Una de las herramientas clave para optimizar nuestros procesos comerciales es mediante la investigación. Por este motivo, en este artículo hablaré de la investigación comercial y sus aspectos clave.

En primer lugar, la investigación es el primer paso para tener éxito en nuestro proceso comercial. Antes de vender un producto o llevar a cabo el lanzamiento de un producto hemos de investigar. Muchas veces, debido a la vorágine diaria, actuamos sin parar a pensar sobre nuestros aspectos clave. Por este motivo, la investigación comercial nos hace centrar en lo que es realmente importante. Preguntar sobre la percepción de nuestros clientes nos ayudará a mejorar aquellos aspectos que son clave para nosotros. También podemos utilizar internamente la investigación para evaluar a nuestro equipo comercial.

En segundo lugar, la investigación comercial es una potente herramienta de comunicación a nivel interno y externo. Por un lado, a nivel interno nos ayuda a que nuestro equipo se centre en nuestros aspectos clave. Por otro lado, a nivel externo nos ayuda a comunicarnos con nuestros clientes. Ahora bien, además de comunicar antes y durante la investigación comercial, también hay que comunicar después. Cuántas veces perdemos nuestra credibilidad por no haber comunicado los resultados (negativos) de nuestra investigación.

Finalmente, la investigación  ha de ser continua para realmente mejorar. Este, por experiencia propia, percibo que es el punto más difícil de implementar en las empresas. Muchas veces, la investigación comercial se queda en una acción concreta en el tiempo. Sin embargo, si queremos progresar hemos de establecer un calendario de investigación para ver nuestra evolución. La clave de la investigación es mejorar, por este motivo, hemos de investigar para ver cómo implementamos nuestras acciones.

Me gustaría concluir este artículo recordando que la investigación comercial es accesible a cualquier tipo de empresa. Es importante, que dicha investigación la realicen personas que estén especializadas y que sean externas a la empresa. El motivo es para obtener los mejores resultados y mejorar la credibilidad ante el cliente.